La horripilante muerte de Voltaire


Alguna vez escuché a Dolina relatar esta historia, con el tiempo la corroboré y hoy es un día muy oportuno para compartirla con ustedes.

Nuestro protagonista es nada más y nada menos que Voltaire. Como algunos saben este símbolo culmine de la ilustración fue uno de los mayores enemigos de la religión católica y de todo aquello que la representaba. A lo largo de su vida llenó páginas y páginas atacando la Fe y al mismísimo Jesucristo, se burló con soberbia de Dios haciendo uso de ese disfrutable sarcasmo que lo caracterizó e hizo eterno. Llegó a decir que si en su lecho de muerte llamaba a un sacerdote para pedir perdón por sus pecados, no le hicieran el menor caso, pues sería producto de delirios y alucinaciones.

Todo marchaba a la perfección, hasta aquel 30 de mayo de 1778 cuando  la muerte se hizo presente, acechándolo con la mesura de lo ineludible. Entonces Voltaire recordó como su pluma castigó y fustigó a Dios durante años y temeroso de su paso al mas allá (en las peores condiciones) comenzó  a clamar con desesperación la pronta presencia de un sacerdote para confesarse. Pero sus fieles seguidores, siguiendo las instrucciones previas dadas por el francés, impidieron por todos los medios que se acercara algún clérigo a aquella habitación.

Como consecuencia el insigne anciano de 84 años comenzó a revolcarse en su lecho, a aullar, a gritar y  a autoflagelarse ante la idea de su pronta condenación eterna, toda su soberbia se desvaneció en un instante y lamentó cada una de sus palabras ofensivas a Dios. Dicen que su muerte fue un espectáculo horroroso y que una vez producida su rostro producía espanto.

Evidentemente eso de “genio y figura hasta la sepultura” no se cumplió en el caso de Monsieur Voltaire.

.

Explore posts in the same categories: Efemérides, Historia Contemporánea

21 comentarios en “La horripilante muerte de Voltaire”


  1. Ay ay ay…cuántos que se autodenominan “ateos” no pasarán por la misma!!! Tengo muchos conocidos que ante situaciones extremas lo único que quieren es que Dios los salve…
    No me imagino la cara de espanto de Voltaire, pero dudo mucho que hayan copiado su rostro, como solía hacerse antes cuando la gente -y no sé si era solamente con los “famosos”- se moría!
    Saludos Lu, muy interesante post!

  2. Manuel del Campo Says:

    Kaliopolis,

    Es una muy buena historia, la voy tener en cuenta para que no me pase lo mismo.


  3. Qué impresión! Muchos se acuerdan de Dios sólo cuando lo necesitan…


  4. Ante la guadaña , al mas macho se le frunce ¡¡¡¡

  5. Silvia Basso Says:

    Mi padre era recreyente, yo no. Llevaba en el auto la medalla de la Milagrosa que promete que si la llevás, no morís sin extrema unción. Tuvimos un accidente. Eramos dos cadáveres. Primer auto que para: un cura. Creer o reventar. Yo despues de unos días en límite…salvé. Padre murió en sacramento.

  6. Daniel Says:

    Otro caso interesante es Beethoven, un “hereje militante” durante toda su vida, pero que en cercanía de su muerte compuso una conmovedora Misa Solemnis. Borges decía que los más apasionados blasfemos siempre son aquellos más profundamente devotos. Le dejo un beso: la amo secretamente y a la distancia.

  7. chino Says:

    Si tuviesemos noción de la eternidad, seriamos todos santos y casi no libres. Quizá en las vísperas de la muerte tengamos un atisbo de esa noción. Quizá sea solamente miedo.


  8. Excelente articulo, es apasionante la vida de Voltaire ,Que verdad acerca de sus creencias y repudios . Que como decia a su muerte no queria tener enemigos , solo su enemigo fue uno de lo que siempre repudio, con todo lo que logro Enlightment de Francia.Te felicito !

  9. carmenmorant Says:

    Me ha encantado esta historia, pues he visto el reflejo de muchas historias parecidas y que ahora lloran de tantas cadenas como llevan arrastrando antes las palabras que llegaron a decir y que se han tenido que tragar con las mismas patatas… Un saludo y me alegra haberte visitado

  10. Gustavo Majstruk Says:

    Buen post, confirma mi creencia, no me acerca a la religión, (el temor no debería) si a Dios en la persona de Jesús. Saludos


  11. Dicen que no lo quería ni la madre ni el mismo Edipo… Grado 33 o hermanito 3 puntos fueron su condena eterna.

  12. Juan Says:

    El tema es bastante más complejo, en realidad, Voltaire nunca se convirtió, sino que se burló de la Iglesia hasta sus últimos instantes. Te invito a leer lo siguiente: http://ateismoparacristianos.blogspot.com.ar/2012/02/la-muerte-de-voltaire-la-verdad-sobre.html

  13. Juan Arenas Says:

    no tenia idea de la muerte de voltaire se encontro con la horrible expentacion de la muerte sin Dios y fue muy tarde aun hay otros que estan haci negando a Dios…….pobres de ellos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: