Las tumbas vacías de Alberdi – Los Andes

Publicado noviembre 3, 2013 por kalipolis
Categorías: Notas


Nueva nota en Los Andes

alberdi

Columna en Diario Los Andes

Publicado junio 22, 2013 por kalipolis
Categorías: Historia Argentina


Hoy se publicó la primera nota de mi columna “El lado B de la Historia” en Diario los Andes, los invito a leerla!

Gracias a todos por el interés que muestran siempre.

 

herencia

Sueños

Publicado junio 11, 2013 por kalipolis
Categorías: Otras hierbas


“I have dreamt in my life, dreams that have stayed with me ever after, and changed my ideas; they have gone through and through me, like wine through water, and altered the color of my mind. And this is one: I’m going to tell it – but take care not to smile at any part of it.”

Emily Brontë

La horripilante muerte de Voltaire

Publicado mayo 31, 2013 por kalipolis
Categorías: Efemérides, Historia Contemporánea


Alguna vez escuché a Dolina relatar esta historia, con el tiempo la corroboré y hoy es un día muy oportuno para compartirla con ustedes.

Nuestro protagonista es nada más y nada menos que Voltaire. Como algunos saben este símbolo culmine de la ilustración fue uno de los mayores enemigos de la religión católica y de todo aquello que la representaba. A lo largo de su vida llenó páginas y páginas atacando la Fe y al mismísimo Jesucristo, se burló con soberbia de Dios haciendo uso de ese disfrutable sarcasmo que lo caracterizó e hizo eterno. Llegó a decir que si en su lecho de muerte llamaba a un sacerdote para pedir perdón por sus pecados, no le hicieran el menor caso, pues sería producto de delirios y alucinaciones.

Todo marchaba a la perfección, hasta aquel 30 de mayo de 1778 cuando  la muerte se hizo presente, acechándolo con la mesura de lo ineludible. Entonces Voltaire recordó como su pluma castigó y fustigó a Dios durante años y temeroso de su paso al mas allá (en las peores condiciones) comenzó  a clamar con desesperación la pronta presencia de un sacerdote para confesarse. Pero sus fieles seguidores, siguiendo las instrucciones previas dadas por el francés, impidieron por todos los medios que se acercara algún clérigo a aquella habitación.

Como consecuencia el insigne anciano de 84 años comenzó a revolcarse en su lecho, a aullar, a gritar y  a autoflagelarse ante la idea de su pronta condenación eterna, toda su soberbia se desvaneció en un instante y lamentó cada una de sus palabras ofensivas a Dios. Dicen que su muerte fue un espectáculo horroroso y que una vez producida su rostro producía espanto.

Evidentemente eso de “genio y figura hasta la sepultura” no se cumplió en el caso de Monsieur Voltaire.

.

Nunca dejamos de aprender de Cinema Paradiso

Publicado mayo 24, 2013 por kalipolis
Categorías: Otras hierbas


“… Cuentan que una bella princesa estaba buscando consorte. Aristócratas y adinerados señores habían llegado de todas partes para ofrecer sus maravillosos regalos. Joyas, tierras, ejércitos y tronos conformaban los obsequios para conquistar a tan especial criatura. Entre los candidatos se encontraba un joven plebeyo, que no tenía más riquezas que amor y perseverancia. Cuando llegó el momento de hablar, dijo: “Princesa, te he amado con toda mi vida. Como soy un hombre pobre y no tengo tesoros para darte, te ofrezco mi sacrificio como prueba de amor… Estaré cien días sentado bajo tu ventana, sin más alimentos que la lluvia y sin más ropas que las que llevo puestas… Esa es mi dote…” La princesa, conmovida por semejante gesto de amor, decidió aceptar: “Tendrás tu oportunidad: si pasas la prueba, me desposarás”. Así pasaron las horas y los días. El pretendiente estuvo sentado, soportando los vientos, la nieve y las noches heladas. Sin pestañar, con la vista fija en el balcón de su amada, el valiente vasallo siguió firme en su empeño, sin desfallecer un momento. De vez en cuando la cortina de la ventana real dejaba traslucir la esbelta figura de la princesa, la cual, con un noble gesto y una sonrisa, aprobaba la faena. Todo iba a las mil maravillas. Incluso algunos optimistas habían comenzado a planear los festejos. Al llegar el día noventa y nueve, los pobladores de la zona habían salido a animar al próximo monarca. Todo era alegría y jolgorio, hasta que de pronto, cuando faltaba una hora para cumplirse el plazo, ante la mirada atónita de los asistentes y la perplejidad de la infanta, el joven se levantó y sin dar explicación alguna, se alejó lentamente del lugar. Unas semanas después, mientras deambulaba por un solitario camino, un niño de la comarca lo alcanzó y le preguntó a quemarropa: “¿Qué fue lo que te ocurrió?… Estabas a un paso de la meta… ¿Por qué perdiste esa oportunidad?… ¿Por qué te retiraste?…” Con profunda consternación y algunas lágrimas mal disimuladas, contestó en voz baja: “No me ahorró ni un día de sufrimiento… Ni siquiera una hora… No merecía mi amor…”

 
 
 
FUENTE: Walter Riso. ¿Amar o Depender?. Ediciones Granica. 2004

¡Oh Libertad, cuántos crímenes se cometen en tu nombre!

Publicado diciembre 16, 2012 por kalipolis
Categorías: Anécdotas Breves, Historia Contemporánea


Esta frase pertenece a Marie-Jeanne Roland de la Platiere, esposa de Jean Marie Roland, un importante revolucionario francés de la Gironda (es decir, el grupo más moderado dentro de la facción revolucionaria).

Madame Roland había tenido una importante participación en aquél París revolucionado y no se había cansado de denunciar los abusos del régimen del Terror (llevados a cabo por los jacobinos, grupo más extremista). Como reconocimiento a sus manifestaciones contrarias a las injusticias cometidas, Marie-Jeanne fue guillotinada un 8 de noviembre de 1793.

Cuenta la historia que, mientra iba camino a la guillotina, pronunció la frase que la haría famosa: “¡Oh Libertad, cuántos crímenes se cometen en tu nombre!”…

Dos días después de la ejecución de su esposa,  Jean Marie Roland se suicidó en Lyon.

99 años de SUBTE

Publicado diciembre 1, 2012 por kalipolis
Categorías: Historia Argentina


El primero de diciembre de 1913 se inauguraba la Línea A del SUBTE de Buenos Aires, siendo el primero de América Latina,  del hemisferio sur y de todos los países de habla hispana.

De esta forma el presidente Victorino de la Plaza hacía realidad el sueño de Miguel Cané, quién había expresado la necesidad de un subterráneo para Buenos Aires a fines del siglo XIX, inspirado en la ciudad de Londres.

Lamentablemente esta obra subterránea ya no es un ejemplo a nivel mundial, siendo parte de la infraestructura que nos legaron gobiernos muy pretéritos y que los de  hoy subsanan mediocremente.

El SUBTE, testigo casi centenario de una Argentina seria, con gobiernos que construían pensando en un futuro más remoto que el de las próximas elecciones.

 

Victorino de la Plaza inaugurando el Subte de Bs As (1913)

El presidente Victorino de la Plaza inaugurando el Subte de Bs As (1913)


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 287 seguidores