Archive for the ‘Primera Guerra Mundial’ category

La Primera Guerra Mundial, un asunto familiar…

junio 30, 2012

Nicolás II (1868–1918) fue el último zar de Rusia, conocido por muchos como el “padre de Anastasia”, su ocaso marcó el fin de la dinastía Romanov.

En esta foto podemos verlo junto a Jorge V de Inglaterra (1865-1936), monarca del Reino Unido y emperador de la India desde 1910 hasta el año de su muerte. El parecido sorprendente entre ambos se debe a que eran primos y junto a un tercer primo  Guillermo II, káiser de Alemania, formaban parte de un plan ambicioso de su abuela en común: la Reina Victoria de Inglaterra.

Lo que buscaba, aparentemente, Victoria era garantizar la paz en Europa. Como sabemos, lejos del sueño de aquella mujer, estos hombres protagonizaron la Primera Guerra Mundial.

Tras el estallido de la Revolución Rusa Jorge V se negó a dar asilo a Nicolás, con quien había tenido una gran relación durante la infancia y, como sabemos, el ruso terminó siendo ejecutado junto a su familia en Ekaterinburgo, el 17 de julio de 1918.

.

 Jorge V Y Nicolás II

Jorge V Y Nicolás II

.

¡Una verdadera Cadorna!

junio 28, 2011

El jefe del Estado Mayor italiano durante la Primera Guerra Mundial, el general Cadorna, era un aficionado a la lírica. Acostumbraba a redactar los partes de guerra en un tono poético, heroico y épico, lo que causaba furor en las clases populares. El fervor patriótico y la admiración por sus relatos llevó a muchos italianos a bautizar a sus hijos como Firmato; puesto que la gente pensaba que éste era el nombre del general, ya que todos sus partes terminaban como “Firmato Cadorna” (firmado: Cadorna).

Lo cierto es que Luigi Cadorna fue en realidad un pésimo estratega y muy cruel con sus subordinados, incluso envió a fusilar a muchos de manera caprichosa; algunas fuentes aseguran que el uso de “Cadorna” en el lunfardo, para referirse a “cosas de mala calidad”, está inspirado en este sanguinario e incompetente militar italiano.

.

Luigi Cadorna

Luigi Cadorna

Adiós a las trincheras

febrero 19, 2011

Los últimos soldados de la Primera Guerra Mundial.

Franz Künstler, el último soldado del Káiser Guillermo II, falleció en 2008 a los 107 años de edad. Se incorporó al ejército austro-húngaro en 1918 como artillero y combatió en Italia hasta el final de la Guerra. Poco antes de fallecer su historia fue contada en la revista alemana Cicerón, por lo que recibió miles de pedidos de autógrafos provenientes de Alemania y Estados Unidos. Künstler participó también en la Segunda Guerra Mundial antes de instalarse definitivamente en Niederstetten, en su país natal, donde fue el guía del museo local de caza.

.

.

Si bien Lazare Ponticelli nació en Italia un 7 de diciembre de 1897, a los nueve años se instaló en Francia. Fue el último veterano francés documentado de la Primera Guerra Mundial. Se sabe que mintió sobre su edad para poder participar en la Guerra, tengamos en cuenta que esta fue una guerra que entusiasmó a las masas y en la que la opinión pública de entonces veía la solución a todos sus problemas. Tras la Primera Guerra Mundial, él y sus hermanos fundaron la compañía metalúrgica y de tuberías “Ponticelli Frères” (“Hermanos Ponticelli”), que sobrevivió gracias a la Segunda Guerra Mundial y que todavía existe.

En el momento de su muerte, Ponticelli era no solo el hombre más viejo nacido en Italia sino vivo en Francia. En sus últimos años, mantuvo una postura de detracción a las guerras en general y tenía modestamente guardadas sus condecoraciones militares en una caja de zapatos.

.

.

Finalmente, el último combatiente de la Gran Guerra en morir, fue el británico Harry Patch de 111 años, el 25 de julio de 2009, una semana después del fallecimiento de otro sobreviviente, el ex aviador Henry Allingham, a los 113 años de edad. Patch se desempeñó como ametralladorista en la Infantería Ligera del Duque de Cornualles y sufrió una grave herida durante una de las batallas más sangrientas de la guerra, en Passchendaele, cerca de Ypres, Bélgica. En la mirada centenaria de Patch se materializaba el abatimiento, muestra del infierno del que escapó y que jamás lo dejó del todo libre. Podemos adivinar que aún, noventa años después, sus ojos seguían viendo el horror de las trincheras.

.

.

Fuentes consultadas:

http://www.elpais.com/articulo/internacional/Primera/Guerra/Mundial/pierde/ultimo/soldado/aleman/elpepuint/20080527elpepuint_16/Tes

http://www.timesonline.co.uk/tol/comment/obituaries/article3540707.ece

Navidad en las Trincheras

diciembre 14, 2010

Desde la óptica del historiador la Primera Guerra Mundial simboliza la belleza de una época que desaparece y otra que arremete con violencia, para instalarse definitivamente a lo largo de la segunda gran conflagración del siglo XX.  Entre 1914 y 1918, no se enfrentaron sólo naciones, se enfrentaron distintas concepciones sobre la sociedad, el mundo, el ser humano, etc. que convivieron en las filas de un mismo ejército. Los hombres de entonces, comienzan a pensar distinto, empiezan a parecerse a los hombres de hoy.

Esta dicotomía a la que se hace referencia puede observarse claramente en las llamadas “Treguas de Navidad”, ceses no oficiales de las hostilidades que tuvieron lugar durante la Navidad de 1914 a lo largo del frente occidental. Sabemos de la existencia de las mismas gracias a misivas de los soldados, algunas fotos y ciertas publicaciones en diarios locales; sin embargo, se buscó que el conocimiento de dichas circunstancias no se masificara, lo que dificulta la tarea del historiador.

Si bien, fue algo que las autoridades observaron con desagrado y lograron evitar en las sucesivas Navidades, tomando medidas específicas (como rotar cada cierto número de meses a los soldados de sus trincheras, evitando que se familiarizaran con el enemigo, o bombardeando las zonas en Nochebuena), en muchos casos, suboficiales y oficiales se unieron, siendo parte de las negociaciones de paz, mientras que los generales no intervinieron para evitar los hechos.

El historiador británico Malcolm Brown, señala que se trató de la manifestación de una tradición presente en enfrentamientos precedentes, como la Guerra de Crimea, la Guerra Civil Norteamericana y la Guerra de los Boers, entre otras. Aunque considera a este episodio como el ejemplo de mayor magnitud en su tipo.

Un tiempo de paz en tierra de nadie, del que fueron parte, principalmente, alemanes y británicos, aunque  franceses y belgas también participaron, en menor medida. Los habitantes de aquellas míticas trincheras no eran más que jóvenes, casi adolescentes, despertando a la vida de la peor forma. Por algunas horas dejaron de lado sus banderas, para observarse cara a cara, estrechar sus manos y compartir lo poco que tenían a su alcance. Según las diversas fuentes consultadas, durante las treguas se cantó, se intercambiaron obsequios y hasta algunos señalan que se produjo un partido de fútbol, en el que venció Alemania a Inglaterra por tres tantos contra dos; aunque este es un dato refutado por diversos historiadores, entre ellos Brown.

En 1983 McCartney eligió esta temática para el video de “Pipes of Peace”, producido por Hugh Symonds. La misma historia se cuenta en la película francesa Joyeux Noël, film altamente recomendable por su calidad argumentativa y su fidelidad histórica.

Sir Arthur Conan Doyle en una descripción célebre, se refirió al hecho como “un episodio humano en medio de todas las atrocidades que han manchado la memoria de esta guerra”. Es precisamente  la dimensión humana de este evento, relativamente desconocido, lo que conmueve y atrae en un siglo, en el que nuestra concepción de la guerra ha cambiado de manera drástica. Se trata de la manifestación de una cualidad presente en las sociedades occidentales de antaño, pero que comenzó a agonizar durante la misma  Gran Guerra y a la que terminará de dar muerte el horror del Holocausto.

.

.

.

.

Bibliografía:

Ferro, Marc: La Gran Guerra, 1914-1918. Alianza Editorial, Madrid 2002

Aróstegui, Julio; Buchrucker, Cristian; Saborido, Jorge: El Mundo Contemporáneo – Historia y Problemas. Editorial Biblos, 2001

http://www.guardian.co.uk/uk/2006/nov/08/military.christmas http://news.bbc.co.uk/2/hi/special_report/1998/10/98/world_war_i/197627.stm