El fusilamiento de Camila O’Gorman por Sarmiento


Camila O'Gorman

Camila O’Gorman

.

(…) De repente cunde la noticia de que el cura Gutiérrez, Camila O’Gorman i el niño de ocho meses que llevaba esta en sus entrañas, habian sido fusilados juntos por orden del gobernador Rosas, i sepultados juntos en un cajón. Buenos Aires tiene encallecido el corazón de esperimentar horror, i no es fácil cosa conmoverlo con muertes, degüellos, desapariciones de individuos. Todo es vulgar; pero aquel fusilamiento de una linda joven, de un cura i de un niño, a quien segun la espresion de Ascasubi, el bardo gaucho, “mataban antes de haber nacido,” era tan esquisitamente horrible, imprevisto, repentino i aterrante, que valia por una matanza por las calles llevando al mercado las cabezas. Si la ciudad entera hubiese recibido un solo instante la noticia, se la habría visto estremecer como si una cadena galvánica hubiese comunicado a todos una descarga eléctrica. Hemos visto cartas de estranjeros dirijidas entonces a sus corresponsales de Valparaíso en que decía uno: “estoi horrorizado, se me vuela la cabeza; esto es espantoso.” I sin embargo, no decía qué era lo que tan profundas emociones le causaba. Quince días después, se esplicó en términos jenerales sobre el acontecimiento, i bajo las mismas impresiones de pavor.

Añádase a esto, que acompañaron a la muerte de aquellos infelices, detalles que despedazan el corazón. La guarnición de Santos Lugares, encargada siempre de ejecuciones iguales, habituada siempre a matar a quien se le ordena, tuvo esta vez horror de si misma, i el oficial contestó sin saber lo que se decia: “que me maten; pero yo no hago lo que me mandan.” Fue preciso avisar a Rosas, prolongar la espectacion, i que llegase nueva partida de soldados. Al clérigo le desollaron las palmas de las manos i la corona, práctica que ya se habia observado, con otros cuatro viejos curas i canónigos degollados en Santos Lugares. En el momento del suplicio, el cura criminal flaqueaba; i teniendo los ojos vendados, preguntaba oyendo pasos cerca de él, “¿quién está conmigo? —Yo, le contestaba una voz que por mucho tiempo habia sonado dulce a sus oidos; “¿que tienes miedo? Yo estoi tranquila; me han bautizado a mi hijito.” Esta pobre víctima de una pasión, se habia echado el pelo hermosísimo sobre su rostro, para ocultar quizá el rubor tan natural en una mujer; i la madre al sentir amartillarse los gatillos de los fusiles, encojia el cuerpo, como para evitar que alguna bala fuese a matar al hijo que palpitaba en sus entrañas. Los soldados de don Juan Manuel de Rosas, son hombres al fin; uno cayó desmayado al disparar su fusil; otros volvieron la cara haciendo fuego a la ventura, i ninguno acertó a herirla en la primera descarga. En la segunda de ocho tiros, uno hirió en un brazo a la pobre señorita que dio un grito. Al fin la piedad se despertó en aquellos corazones embrutecidos, i a la tercera la despedazaron a balazos. (…)

.
Camila O’Gorman por Domingo Faustino Sarmiento,
del Tomo 6 páginas 210 y 211,
Obras de Domingo Faustino Sarmiento.
Edición Montt-Belin 1884-1903
(Se respetó la ortografía original del texto)
Explore posts in the same categories: Historia Argentina, Sarmiento

18 comentarios en “El fusilamiento de Camila O’Gorman por Sarmiento”

  1. Ines Says:

    😦 Que pena grande!!

  2. pat Says:

    Gracias Kali. Ahora perdoname la ignorancia. Por que escribian sin X y sin Y? Eso veo en el texto. Duda.

    La otra…cual serian los 2 mejores libros de y sobre Sarmiento?

    Gracias!!!

    • kalipolis Says:

      Pat! Estoy investigando, pero creo que la ortografía de Sarmiento corresponde al castellano de la época. De Sarmiento, desde luego el Facundo y a mi particularmente me gustó muco uno llamado Viajes, que son cartas que escribió durante sus viajes. Sobre él se complica un poco, aún no los leí a todosss! Saludosss


  3. Qué lo parió. Piedad cristiana, de acuerdo a cómo Rosas la entendía. Aterrador el relato.

    Un par de cosas me sorprenden:

    1. Que mazorqueros experimentados se horrorizaran de fusilar a una mujer embarazada. Curiosa reacción desmayarse ante una muerte tan ajena cuando estaban acostumbrados a degollar a sus contrincantes, cara a cara, oyéndolos resoplar, gorgotear y morirse; “el íntimo cuchillo en la garganta”, como dice Borges en el genial Poema Conjetural de cuando lo asesinaron a Laprida. ¿Sería realmente como lo contaba Sarmiento, o una exageración para dar más dramatismo a la situación ya de por sí patética?

    2. La ortografía. ¿Corresponde a la época esa forma de escribir, o Sarmiento se cagaba en la ortografía? Si es así, sería el único detalle que no me cae simpático del viejo cabrón.

    • kalipolis Says:

      Supongo que la ortografía corresponde al castellano de la época, pero es algo que estoy investigando. Saludos

    • flavio Says:

      es que no eran mazorqueros, eran soldados. No habia peor escalafón para un soldado que ser parte de peloton de fusilamiento de civiles, ni hablar si eran mujeres y encima, en este caso, sacerdotes.


  4. Muy buena historia, esperemos que no se repita.
    Muchas gracias

  5. lety_bf Says:

    La frase más dulce del cine es “a tu lado Camila”, no sé si realmente la dijo el cura Gutierrez, quiero creer que sí porque refleja todo el amor que se tuvieron y que muchos no entendieron.


  6. Gracias Kalipolis, hacía mucho que no leía esto. Lo comparto. Gracias


  7. Particular y estupendo enfoque de Sarmiento sobre un capítulo singular de la vida social y política en la “pre-Argentina” rosista, que tuviste la deferencia de recordar en este canal de comunicación, Luciana. Como siempre, muchas gracias. El tema de utilizar Sarmiento la “i” por “y” y la “s” por “x” es un recurso importado del castellano de los 1600-1700, creo.

  8. Carlos Rossi Says:

    Sera posible que ese viejo hijo de re mil P…de Sarmiento haya sido tan basura de escribir esto cuando el mismo fogoneó para que se tomara una medida asi. Él mismo habló de la “vergüenza de este régimen ha llegado al límite de permitir que niñas bien sean robadas por curas perversos”.. Velez Sarsfield, Lahitte y Arana (asqueroso hipócrita) dictaminaron en favor del fusilamiento ante la consulta del abyecto criminal de Rosas.

  9. Carlos Rossi Says:

    A mas abubdamiento Sarmiento fue amante de la hija de Velez Sarsfield de 21 años.

  10. Carlos Rossi Says:

    Es de lctura obligada el libro “Una sombra donde sueña Camila O´gorman de Enrique Molina.

  11. Fabiana Says:

    Que historia de amor y desgracia. Me encanto leerla!

  12. Jorge I. Says:

    Sarmiento, en Chile, como miembro de la Universidad (1843) propuso en una memoria sobre Ortografía Americana que se realizaran algunas modificaciones al alfabeto suprimiendo algunas letras (v, h, q, x y z) y remplazándolas por otras (o no, por ej la h) con sonidos equivalentes y otros cambios. (ver Radiografía de Sarmiento de Galván Moreno, pag 85, Ed. Claridad)


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: