La Circular del 27 de mayo y el verdadero rostro de Moreno


En el capítulo IV de su “Historia Constitucional Argentina”, entre las páginas 127 y 134, López Rosas desarrolla de forma clara este momento histórico:

“ … Circular del 27 de mayo. La incorporación de los diputados a la Junta. Por un inequívoco acto de soberanía popular se instala en Buenos Aires la Junta Provisional Gubernativa de las Provincias del Río de la Plata, a nombre  del Señor Don Fernando Séptimo. Desde el instante mismo de su juramento comienza la labor revolucionaria del nuevo gobierno que tiene que decidir sobre su inmediato destino. Aunque del mandato del pueblo no surgía la consulta ni la con­vocatoria de las provincias, era evidente que para consolidar posiciones debía hacerse trascender a la revolución que había sido realizada de hecho en un plano municipal, a una esfera nacional que reafirmara la decisión de Buenos Aires. (…) En resumen: la Junta Provisional Gubernativa al convocar a los pueblos del interior para que se incorporaran a la misma, a medida que fueran llegando sus diputados a la capital, daba un habilidoso golpe de estado. Incorporándose a la Junta las provin­cias reconocían a ese nuevo gobierno, surgido de un movimiento local, es decir, con carácter municipal. Y la Junta, al recibir la adhesión de gran parte del virreinato consolidaba su poder, abandonando su carácter provisional para ser permanente. El panorama que se les presentó a los hombres de mayo era sumamente difícil. Si se invitaba a los diputados del interior a formar solamente un congreso, éste, al instalarse para decidir sobre “la forma de gobierno que se estimase conveniente”, podía muy bien, como era lógico, declararse soberano y determinar, entre otras cosas, la disolución de esa Junta provisional, nacida el 25 de mayo con carácter precario. De ahí que con extrema habili­dad se decide incorporar a los representantes de las provincias, y al hacerlo, la Junta, al par que se consolida y adquiere per­manencia, toma rango nacional.

De esta manera, la Revolución que en su principio fue mu­nicipal adquirió preponderancia general. Pero, detrás de todo esto, se ocultaba la política morenista. Era necesario que la circular del 27 invitara para la incorporación al nuevo gobier­no; pero también era necesario desarrollar una diplomática po­lítica para tratar que en los hechos esta incorporación no se llevase a cabo. Moreno y los suyos comprendieron todo el peligro que encerraba una invitación formulada a hombres del interior, donde los principios revolucionarios podían no haber llegado, y donde por lógica debían predominar los godos o sus partidarios leales a la Corona. De ahí que no se les incorpora y se les entretiene. Una circunstancia fortuita medió más tarde, como ya veremos, para que se hiciera necesaria la presencia de los hombres del interior en el seno de la Junta, a fin de contrarrestar la influencia de Moreno (…) a medida que fueron llegando a la capital les representantes del interior (…) en funciones superfluas se mantiene a los diputados que, en vano, trabajan por su incorporación a la Junta de Mayo. (…)

Lo cierto es que los diputados del interior deambulaban por Buenos Aires sin poder participar del gobierno (…) la política de Mariano Moreno había dividido a los hombres de la Junta, y al grupo dirigente de la Revolución. Sus medidas drásticas, y a veces, sangrientas, chocaron con el espíritu conservador de muchos de aquellos hombres que preferían adoptar temperamen­tos de mayor equilibrio. En sus fogosos treinta y dos años, el “numen de Mayo” arrastraba toda su pasión robespierriana, Fue quizá de los pocos que tuvo la clara visión de la pronta independencia y el exacto sentido de la Revolución; pero, sus determinaciones intransigentes y punitivas, se enfrentaron con el espíritu contemporizador del grupo presidido por Saavedra. (…)

Resultado de todas estas desavenencias fue la incorporación de los diputados del interior. A los fines de neutralizar la obra de Moreno y de disminuir su influencia en el seno de la Junta, como así también de aplazar la reunión del congreso, se resolvió convocar a los representantes. (…)

Luego de no pocas discusiones Y controversias doctrinarias, se pasó a votación, Amén de los representantes de las provin­cias, todos los demás vocales de la Junta votaron por la incor­poración, con excepción hecha de Juan José Paso, si bien con reparos. Saavedra votó favorablemente, aún cuando señaló que la “incorporación no era según derecho”. Azcuénaga señaló que lo hacía en obsequio de la unidad y de la política. Alberti dijo “que contemplaba contra derecho y origen de muchos males se­mejante incorporación, pero que accedía por conveniencia política”. Por su parte, Mariano Moreno (…) renuncia a su empleo …” Su renuncia no fue aceptada, entonces pidió ser enviado a Inglaterra y murió en altamar.

En fin, Moreno se retiró indignado por la incorporación de los diputados del resto del virreinato, después de ordenar todo tipo de brutalidades y arbitrariedades desde su cómodo espacio en la Junta. Esa es la cara de Moreno que últimamente se busca no mirar de frente.

.

Mariano Moreno

Mariano Moreno

.

Explore posts in the same categories: Efemérides, Historia Argentina

3 comentarios en “La Circular del 27 de mayo y el verdadero rostro de Moreno”

  1. Pol Says:

    Seria interesante que digas que murio envenenado en altamar, no ?

    Porque lo habran envenenado? “Algo habra hecho…”

  2. Ulises Says:

    Agarren Lopez Rosas queridos bestias y van a entender; esta sacado de ahí, y si no lo entienden deberían leer acontecimientos anteriores y posteriores, solo eso, culturicense!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: