Las cosas que dependen de nosotros


Quiero compartir algo que robé del Blog de Fabio Fusaro http://fabiofusaro.blogspot.com.ar/ y de paso les dejo música para que escuchen mientras lo leen:

“Las cosas que dependen de nosotros son libres por naturaleza, nada puede detenerlas ni estorbarlas; las que no dependen de nosotros se ven reducidas a impotencia, esclavizadas, sujetas a mil obstáculos, completamente extrañas a nosotros.
No olvides que si tienes como propias las cosas que dependen de otro, encontrarás obstáculos a cada paso, estarás triste y dirigirás reproches a los dioses y a los hombres.
En cambio si solo consideras tuyo lo que te pertenece y extraño lo que pertenece a otro, nadie nunca te obligará a hacer lo que no quieres, ni te impedirá hacer tu voluntad, ni te causará ningún daño”.

 Epicteto

.

.

.

Explore posts in the same categories: Otras hierbas

10 comentarios en “Las cosas que dependen de nosotros”


  1. Me gusta el espíritu y el mensaje de la cita. Después es discutible lo de la libertad (de acción).
    En relación a eso me gustaría compartir una cita de Sartre que me gusta mucho:

    “Lo importante no es lo que han hecho de nosotros, sino lo que hacemos con lo que han hecho de nosotros.”

    J.P. Sartre

    • andres2099 Says:

      Bueno, todo depende de cuál sea tu postura filosófica. La polémica entre Sartre y los estructuralistas se podría reeditar cada vez que nos preguntemos si verdaderamente existe ese remanente de “libertad” después de lo que hicieron de nosotros. Hoy por hoy a mí me parece que no, pero no creo que alguien lo sepa.


      • Si bien creo que no podríamos hablar de LIBERTAD, si podemos hablar de “libertad”.

        Pensándolo en términos de Bourdieu, de un “habitus” (estructura estructurante -internalizada por el sujeto- que organiza las prácticas y la percepción de éstas), un pasado que hace presente y futuro no creo que podemos dejar de tener “habitus”, pero hasta el mismo Bourdieu nos dice que se puede cambiarlo.

        Corriéndonos, desnaturalizando lo que nos es natural podemos dar cuenta de las operación y los prejuicios que operan en nosotros.

        No creo que sea fácil, pero sí posible.

  2. Emi Balbi Says:

    Estoy de acuerdo con Mariano. Se entiende lo que quiere transmitir, pero no comparto el razonamiento.
    Mi humilde opinión es que los vínculos tan complejos entre los seres humanos hacen imposible que algo importante dependa de una sola persona. Hay ciertas cosas que, si nadie las tomara como propias, si nadie se hiciera cargo, se habrían perdido, o se perderían, en el tiempo. Y sabemos que no es así. Grandes hitos de la Humanidad lo prueban.
    Además, la vida sin obstáculos sería muy aburrida =)
    Gracias por compartirlo. Abren la mente estas cosas.

  3. alberto pechersky Says:

    comparto lo anterior, tambien agrego a Ortega y Gasset, el hombre es el y su circunstancia.
    PD amo a Bach y amo a Kalipolis

  4. andres2099 Says:

    Hola Mariano. El “habitus” de Bourdieu lo asocio al concepto de “pulsión” de los psicoanalistas. Si bien uno en teoría podría modificar sus pulsiones, lo cierto es que hay un límite para ello, y la medida del “cambio” también está determinada por nuestra estructura (o sea, lo que hicieron de nosotros) y de circunstancias exteriores que no dependen de nosotros.

    Yo entiendo la libertad como una “ilusión” creada por nuestra mente para darle sentido a otros conceptos. Sería como un presupuesto elaborado “ad hoc” para que una novela de ciencia ficción tenga coherencia. Me imagino el personaje de un juego electrónico que puede moverse “libremente”, pero éstos están determinados tanto por el humano que lo maneja desde el joystick como por los humanos que crearon el software.

    Te paso una breve reflexión de Lévi-Strauss que siempre me llamó la atención:

    “…No tengo la sensación de ser yo quien escribe mis libros, sino de que éstos son escritos a través de mí, y una vez que me traspasan me siento vacío y no queda nada…Nunca tuve, ni tengo, la percepción de mi identidad personal. Me aparezco a mí mismo como el lugar en el que algo pasa, pero no hay un “yo”. Cada uno de nosotros es una especie de encrucijada en la que suceden cosas. La encrucijada es totalmente pasiva: algo ocurre allí, y otra cosa, igualmente válida, en otro lado. No hay elección, es una cuestión de azar”.

    Saludos.


    • Hola Andrés,

      Gracias por compartir el texto de Lévi-Strauss, está muy bueno. Me recuerda al “orden del discurso” de Foucault.

      Es cierto, la libertad no es absoluta, por eso no hablo de LIBERTAD sino de libertad. Hay libertad dentro de un marco, con restricciones. Claramente las estructuras y el lenguaje posibilitan y limitan el pensamiento, un claro ejemplo es la neolengua orwelliana.

      Quizá sea demasiado optimista, pero creo que desde el discurso se puede cambiar la realidad. Cambiando las representaciones que nos hacemos del mundo, porque este no es algo dado, sino construido por nosotros, los sujetos (sociales), podemos cambiar el mundo.

      Hay un texto simple pero muy lindo “No es natural” de Vincent Marquez que leí hace mil años en el CBC y que habla sobre muchas sociedades posibles, dando cuenta que salvo reproducirnos, comer y evacuar nada es natural, sino una construcción social. Entonces, si la sociedad puede ser como querramos, nosotros también podemos hacerlo (con sus limitaciones, claro. )

      Dejo el link del texto, lo recomiendo!

      http://www.taringa.net/posts/info/2201747/No-es-Natural—_texto-para-abrir-la-cabeza_.html

      Saludos,
      Mariano

      Pd.Perdón a la autora del blog por linkear fuera de este, pero creo que vale la pena.

      • andres2099 Says:

        Y si. Para los marxistas las estructuras que nos determinan son económicas, para Lévi-Strauss y Lacan lingüísticas, para Foucault discursivas, etc. La diferencia entre estos pensadores es la definición de aquello que nos “construye” como sujetos y la descripción de su naturaleza, pero todos coinciden en – por lo menos – limitar la vieja idea del “hombre libre”.

        En lo personal, yo concibo la “libertad” como una especie de definición “precaria” sobre la naturaleza humana, que a lo largo del tiempo se va “perfeccionando” hasta arribarse a un concepto más complejo y abstracto que en cierta medida anula al original. Por ejemplo, el niño cuando pregunta que es el “dinero” le contestan “lo que sirve para comprar cosas”, y a medida que ese niño va creciendo aprende cómo se lo obtiene, cuál es su función, cómo influye en el conjunto de la economía, etc. Con la “libertad” sucedería algo similar, ya en una primera etapa de nuestra evolución intelectual es necesario creer en ella para tener una idea de lo que es el “sujeto”. Con el juicio de sujeto se llega al de estructura y con el de estructura al de “determinación del sujeto” / “falta de libertad del sujeto” / “anulación del sujeto” / etc. No sé si me estoy explicando bien, porque en estas cuestiones filosóficas es muy difícil encontrar las palabras justas. A lo que voy es que así como no se puede correr sin antes haber aprendido a caminar, en la historia de la evolución de las ideas necesitamos cumplir con ciertas “fases” previas para alcanzar otras más “avanzadas”, y la definición convencional de “libertad” la entiendo como la primera mano que se le da al bebe para que se pare y comience a moverse erguido.

        Coincido con vos en que siempre es posible modificar la realidad, pero no sé si eso necesariamente implica ser “libres”. En nuestra “memoria rom” puede estar el germen del cambio, y aún el germen de las futuras “memorias rom” que creemos. O nuestra estructura estar configurada de forma tal que ante x estímulo externo reaccionemos modificando las estructuras futuras de manera y.

        Leí el texto del link y es bastante bueno. En términos generales coincido con lo que dice. Sólo hago una reflexión:

        Si no entendí mal, el artículo sólo reconoce como único patrón común a todas las sociedades posibles lo biológico. Ahora bien, para algunos estructuralistas el sólo hecho de tener lenguaje implica una serie de consecuencias en nuestra organización social. Se verificaría una correlación entre la lógica que existe para combinar sonidos y crear palabras con significado, y la lógica que existe para moldear nuestra cultura. Por ejemplo, se afirma que las prohibiciones matrimoniales son universales a todas las sociedades con lenguaje, porque en un plano inconsciente responden a las mismas reglas que regulan la unión de fonemas. Estos patrones comunes si bien son culturales, en los grupos humanos con pensamiento simbólico son tan constantes y universales como los biológicos.

        Gracias por el link.


  5. Definitivamente lo más complicado de todo es darse cuenta de que de uno sólo dependen algunas cosas pocas y contadas, hacerse cargo de las cosas que depende de uno y sólo de uno… tremenda valentía requiere.
    Como siempre un placer pasar por su blog!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: