Las distintas versiones de la Revolución Francesa


Como a tantos, la Revolución Francesa me resultó apasionante desde una temprana edad. En mi versión primigenia, aquel punto culmine de la Ilustración, poseía ribetes muy románticos; muestra de que volcamos nuestra subjetividad en el tratamiento de cualquier tema y rescatamos lo que más nos gusta instintivamente. De la misma forma la izquierda, el centro y la derecha  han interpretado a la Revolución Francesa de distinta manera, incluso tan disímiles que por momento no parecen estar tratando el mismo tema.

Así, para la izquierda la revolución fue producto de tendencias al determinismo socioeconómico. Es decir que, siguiendo a Marx, las causas se explican en términos de lucha de clases y el conflicto proviene de intereses económicos. Los grandes hombres que rescata esta tendencia son en forma individual Robespierre, Marat, Babeuf, etc.; y de manera colectiva los a Jacobinos y (desde luego) los sansculottes. Consideran positivo el paso a la burguesía y al capitalismo ya que, como señaló su profeta, la revolución era el movimiento dialéctico de la historia y la burguesía había desarrollado un papel fundamental destruyendo al Antiguo Régimen. A partir del triunfo burgués, la posta revolucionaria pasaba a la clase obrera. Además, ven con buenos ojos una economía dirigida por el Estado entre 1793 y 1794; el Proyecto babuvista de 1795-1796 (anticipo de la teoría comunista) y la Constitución del año III, que provee el derecho al trabajo. El “Terror” y la sangre derramada fue lamentable, pero necesaria. Dentro de esta línea se encuentran, entre otros, los trabajos de Soboul y Lefebvre.

Por su parte la derecha considera muy negativamente este episodio histórico, se trata de la destrucción de la tradición y el anticipo del comunismo, fruto de un complot; un todo nocivo observable en el terror y la represión (ej. La Vendee), la guerra contra Europa, el aumento de la pobreza, el freno al desarrollo económico francés (la incipiente Revolución Industrial francesa fue coartada por esta, algo que es verdad) y la descristianización. Obviamente los contrarrevolucionarios despiertan la simpatía de esta tendencia, tanto aquellos que lucharon con la espada (vendeanos y chuanes) como los que lo hicieron con la pluma y la palabra (Burke, de Maistre, etc.). Cobban y Forrest tratan la temática desde esta corriente.

Por suerte aún hay gente siguiendo los consejos de Aristóteles y hallan la perfección en el “justo medio”. Nos referimos a los autores de centro,  quienes colocan el énfasis en la opinión pública, el sistema político y encuentran las causas de la revolución en una mezcla de estructuras y coyunturas determinadas. Lo social, lo político, lo económico y lo ideológico se trenzan para dar explicación al estallido galo. Girondinos, fuldenses, y figuras como, Sieyes o Mirabeau son sus predilectos. Los sucesos que más interesan: el constitucionalismo de 1789 a 1791 y las reformas fiscales-administrativas. Destacan el avance de las ideas liberales y democráticas como el gran legado de la Revolución Francesa, mientras que el maniqueísmo y la creencia exagerada en la política encarnan el saldo negativo. Un libro altamente recomendable, escrito desde estas premisas, es  “La Revolución Francesa” de George Rudé.

Y así es vista tamaña hazaña humana desde las diversas tendencias ideológicas, cuyas nomenclaturas abstractas tienen origen en la misma. La distinción entre izquierdas y derechas se aplicó (por primera vez a la política) en la Francia revolucionaria… pero esa es otra historia.

.

.

Bibliografía Consultada:

Julio ARÓSTEGUICristian BUCHRUCKER y Jorge SABORIDO (directores): “El mundo contemporáneo: historia y problemas”.

George RUDÉ: “La Revolución Francesa”

Explore posts in the same categories: Historia Contemporánea

6 comentarios en “Las distintas versiones de la Revolución Francesa”


  1. Buen post…hay mucha transcripción de texto. Me gustaría más texto de opinión de tu parte. Hay vida mas allá del parroquiano Sarmiento.En horas aportaré al tema, luego de mi visita a Paris de hace semanas….

  2. Andrés Says:

    Tengo entendido que los términos “derecha”, “centro”, e “izquierda” en sus acepciones políticas tiene como origen la ubicación de legisladores de distintas ideologías en el recinto. ¿Es así?. Y si es así ¿en que parlamento fue?.


  3. yendo a lo mas simple, la rev. francesa fue solo el escalonamiento de la burguesia reemplazando a la nobleza, en nombre ”del pueblo” que jamas tuvo una verdadera revolucion. Creo que el ancieen regime tenia buenas cosas tampoco hay que demonizarlo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: