La Justicia argentina explicada en un minuto y medio por Tato Bores


“Desgraciada la generación cuyos jueces merecen ser juzgados” 

(El Talmud)

.

No voy a agregar nada más, los ejemplos están disponibles en casi cualquier noticiero o diario de la República Argentina.

Explore posts in the same categories: El Rincón de Tato

3 comentarios en “La Justicia argentina explicada en un minuto y medio por Tato Bores”

  1. Andrés Says:

    Ja, hay muchas cosas que dice que son verdad:

    El “Forum Shopping” hasta hace unos pocos años seguía existiendo. Es la posibilidad del denunciante de “elegir” al juez que quiere que intervenga en la causa evitando el sorteo que correspondería. En Capital Federal, hasta hace poco (ahora no sé si esta modalidad continua) cada comisaría contaba con un juez federal de turno. El turno iba cambiando por días y horarios, entonces la “chicana” del compareciente era hacer la denuncia en la comisaría y en el horario en el que su juez “afín/”amigo” estaba de turno. Moraleja: desconfíen de las denuncias hechas por políticos en comisarías.

    Ascensos: En la época de Menem se ascendieron a muchos jueces federales penales de primera instancia “no fiables” (que son los que investigan, por ejemplo, a los funcionarios públicos nacionales) a camaristas. Alguien podrá preguntarse ¿qué tiene de malo, en todo caso el juez “honesto” ahora está en un tribunal de mayor jerarquía para controlar al “poder”?. Nada de eso. En el ajedrez de la política son mucho más estratégicos los jueces de primera instancia, porque son los que recolectan la prueba en los primeros días de las investigaciones. Si su tarea es deficiente como para lograr la condena de un ministro, el camarista por más probo que sea no la podrá enmendar.

    Cambio frecuente de jueces: En los países “bananeros” y en las provincias chicas, es muy común que existan lazos de parentesco y amistad entre la gran mayoría de la primera línea de funcionarios públicos de la administración central y los jueces. Por eso se dan con tanta frecuencia excusaciones, recusaciones y cambio de jueces.

    Hay muchas más formas de controlar a los jueces. No sé de que año es ese sketch de Tato, pero no dijo nada sobre uno de los más bizarros intentos a tal fin de la historia: ampliar por ley el número de jueces de la Corte Suprema de cinco a nueve, y designar amigos para que cubran las vacantes que se generaron. También, uno de los requisitos fundamentales para que un político seleccione a un candidato a juez o mantenga en su cargo a un juez, es que tenga algunos muertos en el placard cosa de que nunca se “rebele” y sea siempre extorsionable.

  2. Nico. Says:

    Lo terrible es, lo realmente terrible es que tiene razón.

  3. nico Says:

    ME GUSTO EL DE TATO BORES


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: