Y el pueblo argentino … no supo


Ante el primer discurso en el que el Presidente Frondizi planteó claramente su plan petrolero, Ricardo Balbín señaló que debía propiciarse la nulidad de los contratos y en un reportaje por canal 7 (Estatal) declaró: “Si en realidad todo esto es cierto, mucho me temo que no brillen mucho nuestros generales…”

Poco después, el diario La Nación informó el 26-8-58 que “enérgicamente se censuró la política oficial en el acto que realizó anoche la Asociación Democrática Argentina en plaza San Martin. El acto se inició con reiterados vitoreas a Aramburu, Rojas y la  Revolución Libertadora”.

Simultáneamente, en la sede de la Federación Argentina de Trabajadores de Luz y Fuerza hubo un debate de cuatro horas auspiciado por el Centro de Estudios Energéticos General Mosconi. Se pronunciaron contra los contratos Alfredo Palacios, Carlos Sánchez Viamonte, Jorge del Río, Carlos Perette y Silenzi de Stagni, este último propuso la constitución de un gran movimiento nacional por defensa del petróleo argentino, que ulteriormente se formó y realizó una intensa campaña. Graves fueron las declaraciones de Silenzi de Stangi a Radio Rivadavia, donde dijo estar sorprendido de que “las fuerzas militares estén tomando una actitud pasiva”.

Entonces se desnudaban con la mayor ligereza y naturalidad intensiones golpistas y anticonstitucionales, como tantas veces se vislumbraba la solución en dar el poder a los militares. Desde 1958 estas tendencias no hicieron más que acrecentarse. Frondizi se pronunció al respecto en su discurso radial del 12 de octubre de 1960: “Otra vez es el petróleo el pretexto de la subversión. No es casual en la historia que un pueblo que está en vías de independizarse de los monopolios internacionales que explotan y comercializan el petróleo, sufra de la presión de esos intereses y su gobierno se vea amenazado bajo el manto de un nacionalismo retórico. Esos mismos intereses derrocaron a Hipólito Yrigoyen en 1930 (…) El pueblo argentino sabrá si los exportadores mundiales de petróleo han de ser más fuertes que su inexorable vocación de pueblo libre…”  Y el pueblo argentino… no supo.

Esa fue una de las tantas ocasiones en las que el espíritu saboteador de nuestra gran Nación se manifestó colectivamente. También  constituye una de nuestras mayores oportunidades perdidas.

.

Arturo Frondizi y Rogelio Frigerio, en una convención del MID en octubre de 1984. Foto: Archivo Diario La Nación.

Arturo Frondizi y Rogelio Frigerio, en una convención del MID en octubre de 1984. Foto: Archivo Diario La Nación.

.

Explore posts in the same categories: Historia Argentina

4 comentarios en “Y el pueblo argentino … no supo”


  1. Ayer el petróleo, ¿hoy la minería? . Estoy absolutamente convencido que tenemos -como pueblo- pocas ganas de evolucionar hacia una nación independiente y realmente autosuficiente. Este país es uno de los mas ricos en cuanto a variedad y calidad de recursos, sumado a que somos pocos habitantes en referencia a la extensión territorial, hacen que seamos una potencial nación productora y exportadora de esos recursos… pero siempre nos quedamos en el potencial y nunca concretamos. Creemos que contratando empresas extranjeras para que exploten los recursos de nuestro país, hacemos patria. Peor, nos quieren hacer creer eso!!! Y lamentablemente muchos, entre ellos los “progres”, compran ese chamuyo y lo toman como propio.
    El pueblo no sabe Lu, pero también muchos no quieren saber…

  2. Nacho Says:

    Cuanta potencialidad explicativa tiene la definición de “nacionalismo retorico” dada por Fronidizi!! Posiblemente sea retomada de alguien, no lo se porque desconozco mas de lo que ignoro. El texto esta muy bueno, pero me quedo con esa frase sobre todo.

  3. Andrés Says:

    El caso de Frondizi y el petróleo es un buen ejemplo de: 1) cómo a veces no se puede llevar a la práctica un ideal y se debe negociar con el diablo para conseguir los objetivos, y 2) la hipocresía de la política. Frondizi inicialmente se ubicó en la vereda del “nacionalismo retórico” al criticar los contratos petroleros del gobierno de Perón, y años más tarde cuando accedió a la presidencia evaluó que el estado no poseía recursos suficientes para que YPF realice todas las inversiones necesarias a fin de lograr el autoabastecimiento de petróleo, y recurrió al auxilio de empresas extranjeras. En ese entonces el peronismo se ubicó en la trinchera del “nacionalismo retórico” saboteando la política petrolera de Frondizi.

    El resto de los actos de gobierno de Frondizi, y la cuestión ideológica de fondo sobre cómo debe desarrollarse un país periférico es un tema que da para mucho más. A favor del peronismo y del frondizismo se puede decir que los dos espacios tuvieron la intención de industrializar el país y lograr el autoabastecimiento en materia energética, tarea para la cuál a veces fue necesario – dadas las limitaciones estructurales de nuestra economía – pactar con aquellas multinacionales de las que pretendían independizarse. En contra de ambos: el cinismo a la hora de ser oposición.

    En cuanto al gobierno de Frondizi en general, estaba cantado que iba a terminar mal. Fue un presidente semi-constitucional, sin votos propios, y atrapado en el fuego cruzado del peronismo y el antiperonismo. Para gobernar hace falta apoyo popular o armas, y no contaba con ninguno de los dos instrumentos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: