Una historia de segregación racial en Hollywood


Las leyes de Jim Crow que fueron promulgadas entre 1876 y 1965 en Estados Unidos, aseguraron la segregación racial en todos los espacios públicos bajo la reseña “separados pero iguales”. Dicha legislación se aplicó especialmente a los estadunidenses negros garantizándoles desventajas económicas, educativas y sociales.

Como consecuencia de dicha legislación, los  afroamericanos no podían ocupar ciertos espacios del ómnibus y si un blanco quería sentarse debían darle el lugar; estaban prohibidos los matrimonios interraciales; no podían usar los mismos bebederos ni lavabos (de hecho el Pentágono tiene el doble de los  baños que necesita justamente por este motivo); existían lugares por donde ingresaban los blancos y otros por donde lo hacían los negros; etc.

.

Bebederos para negros y para blancos

Bebederos para negros y para blancos


Desde luego, Hollywood  no fue la excepción. Así, al estreno de la mítica “Lo que el viento se llevó”, el 15 de diciembre de 1939, sólo concurrieron los actores de “raza” blanca y cuando Hattie McDaniel, la célebre criada negra del filme, ganó por dicho papel el primer Oscar concedido a una afroamericana tuvo que recibirlo en una ceremonia aparte.

.


.

 McDaniel era hija de esclavos liberados y falleció hacia 1952 en Woodland Hills (Los Ángeles) y, como cierre a una vida de humillaciones, el cementerio principal de la ciudad la rechazó: no se permitía que las personas con piel oscura fueran enterradas en el mismo sitio que las blancas. Hoy, en dicha necrópolis, el siguiente cenotafio la recuerda desde 1999.

.

Cenotafio de Hattie McDaniel

Cenotafio de Hattie McDaniel

.

.

.

Explore posts in the same categories: Notas

12 comentarios en “Una historia de segregación racial en Hollywood”

  1. CB Says:

    La segregación racial en Estados Unidos subsiste aún, pero ha mutado. A falta de leyes que la consagren, aún perdura en un sistema judicial donde el 42% de los condenados a muerte son negros, a pesar de ser el 12% de la población.
    Pero hay que reconocer que los EEUU son un país que evoluciona: para no ser acusados de racistas, ellos demuestran que no hace falta tener la piel oscura para ser discriminado. Por eso el nuevo sector vulnerable son los Latinos o Hispanos, una categoría indefinida (ni para hacer el censo la tienen clara) donde cabemos todos los que llegaron de México para abajo, sin importar color.
    Por eso es que hoy juntos y a la par, como diría cierto blusero, negros y latinos sufren el impacto de la crisis más que los blancos, pero en barrios separados, porque de acuerdo a datos del último censo, los negros se han integrado paulatinamente en los barrios con la población blanca, mientras que los latinos permanecen segregados a determinados barrios y zonas de las ciudades. Hoy los latinos, la minoría mas dinámica en cuanto a crecimiento, es la menos representada en los círculos de poder en relación a su peso demográfico.
    En cuanto a la pregunta final… hay algunas películas importantes para destacar que abordan la temática, como Missisipi en llamas, Malcom x, Fantasmas del Pasado, Matar a un ruiseñor, o The Rosa Parks Story, entre otras, que demuestran que sí existe un Estados Unidos sensible y crítico, aunque muchas veces adormecido en la constante lucha que existe entre ese país y su propio mito.

  2. Ana Bravo Says:

    En el país de la libertad, la segregación racial fue el común denominador para someter y relegarlos a tareas que los anglosajones no querían realizar. Coincido en que los “negros” en la actualidad son los “hispanos”. Cumplen la misma función, mano de obra barata e ilegal. Es una sociedad bastante conservadora y para disimularlo llevaron a un afro-americano a la presidencia que tiene las “manos atadas” literalmente ….


  3. Fijate Kali, que la excelente “El color púrpura” de Spielberg no ganó el Oscar a mejor película aunque lo merecía sobradamente…. mientras que unos años después se lo dieron gustosos con “La lista de Schindler”. Hay cosas que no les gusta revolver. Y saben hacerlo notar. No me cabe duda que Spielberg lo entendió perfectamente…

  4. Andrés Says:

    Coincido con CB y Ana Bravo. Solo agrego una cosa: la discriminación más sofisticada de hoy, se comprende mejor a partir de la discriminación más rudimentaria o brutal de ayer. En EE.UU. la explotación económica actual, tiene su paralelismo en la esclavitud del siglo XIX. Pensemos en un Señor educado y formal que actúa amablemente ante sus compañeros de trabajo a los que en su fuero íntimo detesta. Su agresión solo la encauza por medio de sutiles ironías, pero una día tuvo su momento de furia, perdió los “filtros”, e insultó de arriba a abajo a todos ellos. A través de la historia de la humanidad, esa desinhibición por lo general se observa en las primeras conductas sociales que más tarde se van “maquillando”.

    Con respecto al cine, yo tenía un profesor que decía que las películas estadounidenses pueden clasificarse en dos categorías: las “pro-sueño americano” y las “anti-sueño americano”. La películas “pro-sueño americano” serían aquellas que muestran a EE.UU. siempre luchando por causas justas y nobles, como un país de oportunidades para todos, y a sus enemigos como dictaduras, genocidas, terroristas, etc. Por el contrarío, en las películas “anti-sueño americano”, EE.UU. no siempre lucha por causas justas y nobles, sus enemigos son desdemonizados reconociéndoles cierta “legitimidad” a las causas por las que luchan, y el país ya no se idealiza como una tierra de oportunidad para todos, admitiéndose la existencia de estadounidenses marginales.

    Algunos ejemplos: Rambo I es una película “anti-sueño americano”, en la que se denuncia la guerra de Vietnam, en cambió Rambo III es una película “pro-sueño americano”, en la que el héroe yanqui toma sobre sus espaldas una causa justa y noble, y se dirige a Afganistán a liberar a la población local de la dictadura soviética. La misma evolución se puede ver en Rocky I y Rocky IV.

    La cuestión es que las películas “pro-sueño americano” suelen ser superproducciones que cuentan con todos los favores del sistema (como capitales) y son las que suelen verse en los países periféricos. En cambio, las películas “anti-sueño americano” cuenta con mucho menos presupuesto, son menos vistas en el resto del mundo, y por lo general solo cuentan con el apoyo de los sectores más radicales del partido demócrata, y de la “izquierda estadounidense”.

    También hay otros factores en juego en el tema de la persecución a judíos y negros en el cine. No se puede comparar el poder de lobby que tienen los judíos con el poder de lobby que tienen los negros. Además, en el “inconsciente colectivo” la discriminación a los judíos se asocia a una especie de “revancha contra el capitalismo financiero”, y la discriminación a los negros con una suerte de “explotación del ser humano”. Asimismo, una vez leí que la persecución a los judíos causó tanta indignación en Europa, en comparación con los crímenes coloniales que el Reino Unido, Francia y otros países cometían en Africa y Asia, porque los judíos eran blancos, europeos, y cultos, mientras que los indígenas de las colonias eran negros, habitantes del fin del mundo, y “salvajes”. Es decir, el europeo promedio podía “identificarse” con un judío, lo podía considerar un “semejante”, entonces reflexionaba “esto me puede pasar a mí”.

    Recuerdo también un comentario que escuché por TV de un negro que opinaba sobre series de TV como “Blanco y Negro” y “Webster”. Dijo algo así como que el mensaje subliminal de esas series era demostrar que solamente los blancos podían criar bien a un negro. Los negros serían entonces unos “salvajes”, que solo podrían convertirse en buenos ciudadanos si se los saca de su ambiente, y entran a la “cultura” de la mano de una familia blanca.

  5. rgmiranda Says:

    Excelente post. Hace unos días leí un informe sobre cómo esa segregación racial impactó en nuestros días en lo relacionado a las drogas. La Marihuana era muy popular a principios de siglo XX entre la comunidad negra en EEUU, por lo que los blancos percibieron a este hábito como algo nocivo y malo. Es así como crearon (y luego exportaron) las leyes anti-drogas que hoy en día siguen vigentes. Si está bien o mal condenar el uso de las drogas, honestamente no podría decirlo, pero da para pensar en dónde estaríamos parados ahora si estas costumbres negras hubiesen sido prohibidas y vedadas en aquellas épocas.
    Saludos.


  6. Che, recomiendo la película Mississippi Burning, con Willem Dafoe y Gene Hackman (y Frances McDormand, la de Fargo, que me encanta cómo labura). Peliculón, mal. Fue nominada al Oscar en el ’89; perdió con Rain Man, pero para mí Rain Man fue intrascendente y Mississippi Burning siempre que puedo la vuelvo a ver. Y ahí lo shanqui se pegan pero hasta debajo de las muelas, muestran todo lo peorcito que se puede llegar a ser con respecto al tema del racismo.

    Frasecita de Mrs. Pell (Frances McDormand), que en la peli es la esposa de un cana implicado en el asesinato de unos negros: “It’s ugly. This whole thing is so ugly. Have you any idea what it’s like to live with all this? People look at us and only see bigots and racists. Hatred isn’t something you’re born with. It gets taught. At school, they said segregation what’s said in the Bible… Genesis 9, Verse 27. At 7 years of age, you get told it enough times, you believe it. You believe the hatred. You live it… you breathe it. You marry it.”

    JL


  7. Es horrible. Toda esta cuestión es tan horrible. ¿Tenés una idea de lo que es vivir con todo esto? La gente nos mira y sólo ve fanáticos y racistas. El odio no es algo con lo que se nace. Te lo enseñan. En la escuela nos decían que la segregación estaba en la Biblia… Génesis 9, versículo 27. A los 7 años ya te lo dijeron tantas veces que lo terminás creyendo. Crees en el odio. Lo vivís… lo respirás. Te casás con él.

  8. Oreto Says:

    Estaba buscando información acerca de la segregación racial en Estados Unidos en la actualidad, a raíz de la lectura de “La Confesión”, de John Grisham (aprovecho la oportunidad para recomendároslo) y afortunadamente para mí, he encontrado este blog. Me sorprende y agradezco encontrar blogs de gente inteligente que se preocupa por ahondar en temas de transfondo social y cultural, pues en mi vida diaria no tengo la suerte de tener cerca personas con las que poder hablar de esto. Me han parecido muy interesantes todas las aportaciones, en especial, las que hacen referencia al trato de esta temática en el cine. Como siempre que leo a los demás, he aprendido datos valiosos en la formación de una mente crítica. Menos mal que todavía existe gente despierta…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: