Abucheos a Beethoven .. si, a Beethoven


La grandeza de algunos genios no siempre es comprendida por lo que podríamos definir como el “vil populacho”. Así fue como durante el estreno de la sinfonía Heroica de Beethoven el público protestó enérgicamente, cuchicheó y no paró de molestar. En un momento dado, cierta voz incivil arremetió contra el músico exclamando: “¡De buena gana pagaría un penique más para que esto se acabara!” Después de aquello, todas fueron risotadas y burlas. Por suerte la humanidad juzgaría de otra forma al arte de Ludwig, quien como todo hombre ilustre tendría por tumba la tierra entera.

Explore posts in the same categories: Anécdotas Breves

12 comentarios en “Abucheos a Beethoven .. si, a Beethoven”


  1. Me gustan las “Anécdotas Breves” que posteas.
    Gracias!


  2. Estuve viendo así nomás este blog y me pareció muy interesante. Saludos


  3. Las “Anécdotas Breves” están buenísimas, me gusta el título: … sí, a Beethoven!😀 … y la frase que termina el post es muy linda


  4. Igualno te preocupes Kali,¿no era sordo ya en esa época?


  5. Curioso e interesante aporte. Y no puedo estar más de acuerdo con el cierre que le diste al post.

  6. Federico Says:

    A propósito de tumbas…es precisamente el 2do mov, el que tiene un carácter fúnebre. No recuerdo celebración mas vital de la muerte. Celebración no equivale a festejo.

  7. carmen Says:

    Me ha gustado esta gran verdad, me encanta la historia humana verídica de los que fueron condenados y luego reconocidos.
    Gracias por compartir tus conocimientos.
    Carmen

  8. NatSax Says:

    nose porque me da una sensacion de tranquilidad… esto y el hecho de que Einstein no terminara la primaria porque su maestra dijera que “era incapaz de aprender”… me hace vivir con una sonrisa, por saber comun e incomprendida


  9. Wow, qué dato! tal cual, el título de la anécdota lo dice todo “…si, a Beethoven”. No me lo hubiese imaginado.
    Hubo un caso parecido, cuando Richard Wagner estrenó una obra en París (no recuerdo cual), y el público masculino, acostumbrado a los ballets y las señoritas, comenzó a abuchear y silbar, a tal punto que Wagner paró la interpretación antes, y se presentó un par de noches más y se fue de Francia.
    Coincido con los demás, me encantan las anécdotas breves, aunque todo el blog es excelente!! Saludos y gracias!

  10. Cristián Says:

    Linda anécdota y genial frase final. Me recordó que hace poco me enteré que Beethoven compuso la marcha fúnebre.
    Saludos Luciana.

  11. carmen Says:

    Muy buenos relatos.
    Un beso


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: