Navidad en las Trincheras


Desde la óptica del historiador la Primera Guerra Mundial simboliza la belleza de una época que desaparece y otra que arremete con violencia, para instalarse definitivamente a lo largo de la segunda gran conflagración del siglo XX.  Entre 1914 y 1918, no se enfrentaron sólo naciones, se enfrentaron distintas concepciones sobre la sociedad, el mundo, el ser humano, etc. que convivieron en las filas de un mismo ejército. Los hombres de entonces, comienzan a pensar distinto, empiezan a parecerse a los hombres de hoy.

Esta dicotomía a la que se hace referencia puede observarse claramente en las llamadas “Treguas de Navidad”, ceses no oficiales de las hostilidades que tuvieron lugar durante la Navidad de 1914 a lo largo del frente occidental. Sabemos de la existencia de las mismas gracias a misivas de los soldados, algunas fotos y ciertas publicaciones en diarios locales; sin embargo, se buscó que el conocimiento de dichas circunstancias no se masificara, lo que dificulta la tarea del historiador.

Si bien, fue algo que las autoridades observaron con desagrado y lograron evitar en las sucesivas Navidades, tomando medidas específicas (como rotar cada cierto número de meses a los soldados de sus trincheras, evitando que se familiarizaran con el enemigo, o bombardeando las zonas en Nochebuena), en muchos casos, suboficiales y oficiales se unieron, siendo parte de las negociaciones de paz, mientras que los generales no intervinieron para evitar los hechos.

El historiador británico Malcolm Brown, señala que se trató de la manifestación de una tradición presente en enfrentamientos precedentes, como la Guerra de Crimea, la Guerra Civil Norteamericana y la Guerra de los Boers, entre otras. Aunque considera a este episodio como el ejemplo de mayor magnitud en su tipo.

Un tiempo de paz en tierra de nadie, del que fueron parte, principalmente, alemanes y británicos, aunque  franceses y belgas también participaron, en menor medida. Los habitantes de aquellas míticas trincheras no eran más que jóvenes, casi adolescentes, despertando a la vida de la peor forma. Por algunas horas dejaron de lado sus banderas, para observarse cara a cara, estrechar sus manos y compartir lo poco que tenían a su alcance. Según las diversas fuentes consultadas, durante las treguas se cantó, se intercambiaron obsequios y hasta algunos señalan que se produjo un partido de fútbol, en el que venció Alemania a Inglaterra por tres tantos contra dos; aunque este es un dato refutado por diversos historiadores, entre ellos Brown.

En 1983 McCartney eligió esta temática para el video de “Pipes of Peace”, producido por Hugh Symonds. La misma historia se cuenta en la película francesa Joyeux Noël, film altamente recomendable por su calidad argumentativa y su fidelidad histórica.

Sir Arthur Conan Doyle en una descripción célebre, se refirió al hecho como “un episodio humano en medio de todas las atrocidades que han manchado la memoria de esta guerra”. Es precisamente  la dimensión humana de este evento, relativamente desconocido, lo que conmueve y atrae en un siglo, en el que nuestra concepción de la guerra ha cambiado de manera drástica. Se trata de la manifestación de una cualidad presente en las sociedades occidentales de antaño, pero que comenzó a agonizar durante la misma  Gran Guerra y a la que terminará de dar muerte el horror del Holocausto.

.

.

.

.

Bibliografía:

Ferro, Marc: La Gran Guerra, 1914-1918. Alianza Editorial, Madrid 2002

Aróstegui, Julio; Buchrucker, Cristian; Saborido, Jorge: El Mundo Contemporáneo – Historia y Problemas. Editorial Biblos, 2001

http://www.guardian.co.uk/uk/2006/nov/08/military.christmas http://news.bbc.co.uk/2/hi/special_report/1998/10/98/world_war_i/197627.stm

Explore posts in the same categories: Notas, Primera Guerra Mundial

30 comentarios en “Navidad en las Trincheras”

  1. @rusebara Says:

    Bien KALI! Un buen inicio. A poner pilas y llenarlo. Besitos!😉

  2. @IONIMZA Says:

    Me encanto! espero ya la próxima entrega!!! (bien el tamaño de la letra! re comodo de leer!!!)

    Besossssss y segui así con cosas interesantes!!!

  3. Carlos Says:

    Kalipolis!!! Me encanta esta faceta tuya. Buenísima, sorprendente y por favor seguila.!!
    Besos

  4. Adrifff Says:

    Bienvenida a este camino d eida, buen inicio par alo que necesite avise… la leo y va mi blog roll…

  5. enz0 Says:

    Si bien no conocía esta “cara” tuya, me gustó el texto y te felicito. Me gusta ese punto de vista “histórico” por así decirlo y el video fue el toque que le terminó de dar vida al post. Muy bueno como triste a la vez.
    Besos

  6. Juan Says:

    Muy interesante, desconocía totalmente este hecho de la Gran Guerra. Me gusta la escritura sobre un hecho mínimo dentro de eventos trascendentales. Un beso.

  7. Sebastian Says:

    Quien iba a pensar que @kalipolis era tan buena escribiendo ….

    La verdad que me dejaste helado. Muy buen estilo (aunque no soy nadie para decirlo). Hubiese acortado un poco los hechos y presentado con un poco mas de fuerza la conclusion, pero la verdad es que escribis muy bien.

    Me tendras dentro de tus lectores y foruitos comentaristas

    @sebapalacio

    P.D. Va sin tildes porque me da paja

  8. PateDeFua Says:

    Muy bueno lo que uno puede aprender… y como dijeron por ahi, Bienvenida a este camino de ida!

  9. Mariano Says:

    El film “Amor Eterno” de Jean Perre Jeunet (dir. de Amelie) narra una historia de amor en plena Gran Guerra con muy buenas recreaciones de aquellas trincheras.
    En alguna de ellas, en los fríos alpes italianos, combatió mi bisabuelo quien luego emigró hacia la Argentina huyendo del fascismo.

  10. Rodo Says:

    muy buen blog, te felicito!!!

  11. Marcela Ochiuzzo Says:

    Muy bueno Kali!!!
    Felicitaciones!!!
    Y seguí, que te sale bárbaro!!!

  12. mario Says:

    Interesante, entretenido y educativo. Buen blog, ya espero el proximo. Felicitaciones.-

  13. unServidor Says:

    Excelente comienzo. Se lo mostraré a mis hijas, pues su tatarabuelo participó en la gran Guerra. Él ya estaba instalado en Santa Fe cuando sintió el llamado de su país natal y volvió a Francia a luchar. Por mucho tiempo, nadie supo nada de él. Un buen día llamó un flaco demacrado a la puerta. Había regresado al que sería hogar de sus descendientes. Un abrazo.
    @Seleccione


  14. Tu artículo inaugural no pudo ser más oportuno. Seleccionaste con delicada precisión un episodio de la Historia que marca una bisagra en la manera en que la Humanidad encararía a partir de la industria bélica sus futuros conflictos armados. La Gran Guerra o la Guerra librada con pactos de caballeros: se respetaba al enemigo y se verificaban treguas humanitarias. Para limpiar el campo de batalla de cadáveres y darles sepultura en paz; para rescatar a los heridos y darles adecuada asistencia; para poder alimentarse y tener descanso hasta que el siguiente toque de diana indicaba el recomenzar de las batallas. Los prisioneros no sufrían vejaciones y se honraba a quiénes luchaban con destacable honor y sin cobardía, aún fuera el propio enemigo. Encuentro muy positivo que traigas este episodio a las nuevas generaciones que te siguen, porque sin Historia, no hay Memoria. Una leyenda de la Gran Guerra fue cuando abatieron al Barón Rojo, Manfred Von Richthoven. Sus propios enemigos le rindieron un funeral de caracteristicas de “héroe”, habida cuenta la admiración que despertaban sus hazañas. Tras el final de esta contienda, el desarrollo de una mayor industria, armamento más sofisticado, el hombre perdió su condición de “honorabilidad” y la destrucción de las armas masivas alimentó su voracidad, avaricia, la pérdida de la compasión, del “otro”, sólo importó la imposición inhumana, infrahumana de la ley del más fuerte y todos los códigos y las reglas de la guerra fueron violados. Aunque parezca paradojal, una guerra, tenía reglas y su incumplimiento derivaba en crímenes…hoy en día también, pero…Kalilopolis nos los va a seguir desarrollando en sus nuevos post, que seguramente, serán tan apasionantes y apasionados como éste. Te agradezco compartas tu visión, tu prosa, tus conocimientos y nos hagas partícipe de éste, tu espacio. Con gran admiración, por que no es fácil hallar juventud involucrada en la Historia y dedicada con vocación a su difusión. Agradecida por leerte, cordialmente, Silvina.

  15. almamia55 Says:

    Sos una capa ,me encanto y sorprendio lo bien q escribis,ni hablar del contenido.te sigo por aca tambien….pasamos juntas nochebuena estoy con vos por tw,face y ahora tu blog….jajjaja!!!!!

  16. Nestum Says:

    Sin dudas que es un tema muy apasionante. La mezcla de dos situaciones muy opuestas. La guerra y la paz, en un mismo día, y por los mismos actores.

    Recuerdo cuando Paul McCarney sacó este tema, yo tendría 12 años y siempre me llamó la atención.

    No deja de conmover esta historia, y de rescatar que en el peor de los momentos, cuando todo está perdido, surge algo que te devuelve las esperanzas de creer que se puede lograr un mundo mejor.

    Salvando el tiempo y las distancias, he oido a un ex combatiente de malvinas expresar esta última idea.

    Saludos

    Nestum

  17. Fede Says:

    http://www.facebook.com/fedeagostini9

    Kali, te deseo mucha suerte con esta nueva faceta blogger!
    Besos!!!


  18. Me sorprendió mucho todo lo que acabo de leer, como dicen más arriba, es una vaga señal de esperanza que, entre tanto terror, muerte y maldad nazca algo así. Ojalá sea verdad la mitad de las citas que mencionás.
    De todos modos, como para acotar algo, yo creo que hoy las guerras no son necesarias, han visto ya la importante veta los países primermundistas de obtener mejores beneficios explotando comercialmente a los países más indefensos en lo cultural, en identidad y en lo económico. Ni hablar de atacar con el desarrollo tecnológico.
    Pero bueno, mal que mal, es el menor de los males al lado de quitarte la vida en una guerra que, por cierto, nunca pero nunca tienen sentido.
    Me gusta muchísimo más esta faceta tuya, por cierto.

    Saludos.

  19. vikyta Says:

    muy interesante el post! te felicito!!!🙂

  20. unServidor Says:

    Otro detalle: el tema fue grabado por el artista británico en el año de la guerra de Malvinas, saliendo a la calle al año siguiente, cuando aquí llegaba la democracia.

  21. Juan Pablo Says:

    Muy intereresante Kali, te felicito!!!Te deseo lo mejor!!

  22. Mariano Says:

    Excelente, te felicito!!! Además de ser una estudiosa de la historia, sos muy buena redactora. Y se nota lo apasionada que sos por la historia.


  23. No hay mucho nuevo que agregar de mi parte: sólo el hecho del agrado que me causa que hayas abierto el blog, y que lo hayas hecho de esta forma: mostrando un aspecto de la guerra que se muestra muy poco, aún en estas fechas.
    Que sigas por este camino, que muchos por acá te estaremos leyendo.

  24. Ricardo Bittencourt Says:

    Señorita Kali: acabo de llegar a su blog casi de rebote, y he leido con agrado su nota sobre las treguas de navidad en la Primer Guerra.
    Es, ciertamente, un tema generalmente pasado por algo en general por los historiadores tradicionales (aunque Marc Ferro hace referencia a el en su excelente libro sobre la Gran Guerra).
    Y, para mi es un tema apasionante.
    El mismo pone al desnudo el caracter totalmente novedoso de la Primer Guerra Mundial: el primer conflicto realmente moderno en la historia.
    Pero no se trataba de que la guerra fuera, en aquellos años, mas ¨caballerosa¨ que ahora. Sino mas bien todo lo contrario.
    Fue la primer contienda que, de manera generalizada, opuso pueblos contra pueblos en defensa de intereses de un grupo concentrado de capitalistas de cada uno de los paises en conflicto.
    Fue la primer gran carniceria del siglo XX, y como tal fue vivida por sus contemporaneos.
    La barbarie concentrada, la masividad de los ejercitos enfrentados, las nuevas tecnicas para matarse unos a otros y las peculiaridades de la guerra de trincheras llevo a lo que Marc Ferro llama una ¨crisis de la guerra¨, en la que los pobres de un lado y del otro de las trincheras empezaron a preguntarse por que diablos se mataban con tanto entusiasmo entre ellos.
    Las ¨treguas de Navidad¨ son solo un episodio de esta ¨crisis de la guerra¨, y ciertamente fueron salvajemente reprimidos por la oficialidad de la misma manera que fueron reprimidos todos los actos de confraternalizacion que se dieron durante el conflicto.
    Luego de la Revolucion Rusa, estos episodios de confraternalizacion amenazaron seriamente a todos los ejercitos contendientes, no solo a los de los paises derrotados o en via de estarlo como el caso de Rusia.
    El ejercito aleman que ocupo Ucrania, Polonia y parte de Bielorrusia fue en poco tiempo el caldo de cultivo de la ideologia revolucionaria dentro de la misma Alemania. Y dicha ideologia comenzo, justamente, en el cuestionamiento al salvajismo y la barbarie de la Gran Guerra.

    En este sentido los episodios de las ¨treguas de Navidad¨ muestran las dificultades cada vez mayores de las clases dominantes europeas en hacer que SUS obreros y campesinos se mataran entre ellos en su nombre.
    La crisis de la Guerra que ya se podia ver en las ¨treguas de Navidad¨ abrio finalmente las puertas a un profundo sentimiento de hartazgo por la guerra, y de repudio al sistema capitalista que, crisis economica mediante, llevo a Europa a las puertas de la revolucion.

    En fin…
    Perdon por escribir tanto en sitio ajeno, pero… a veces cuando me entusiasmo me vuelvo un poco charlatan.
    Una vez mas… felicitaciones y saludos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: